3/15/2013

Danang y sus Montañas de Mármol.

EN 14 comentarios


Después de la visita a Hoi An teníamos concertado la visita a las Montañas de Mármol situadas en la ciudad de Da Nang a menos de 30 minutos en coche. Son un grupo montañoso en su mayor parte formado de mármol y roca caliza que agrupan cinco montañas que representan los cinco elementos (madera, fuego, tierra, metal y agua). También es un lugar de peregrinaje y retiro espiritual que esta formado por varias págodas budistas y repletos de cuevas en el interior de las montañas, formadas,  durante siglos, por la erosión y el agua. Conociendo todos estos datos era visita obligatoria al estar por esta zona del país.
Con el tiempo ajustado que teníamos decidimos visitar solo la principal de las montañas, la Thuy Son ya que es la más grande y posee una gran numero de cuevas, cavernas, págodas y unos miradores con vistas espectaculares.


La entrada no llega a 1€ y por otro € recomendamos subir en ascensor para iniciar la visita pues la otra  opción son cualquiera de los dos caminos con tramos de escaleras que hay. El camino situado al oeste está compuesto por 156 escalones y el camino del este tiene 108 peldaños. Nosotros preferimos hacer este camino mientras descendíamos por la montaña y visitábamos sus numerosos monumentos.


Pronto nos dimos cuenta que durante todo el camino íbamos a estar rodeado por una espesa vegetación. Vimos la Torre Xa Loi , construida a finales del siglo pasado pero de una belleza impresionante. Desde uno de los dos miradores que se encuentran en esta montaña disfrutamos de una hermosa vista del Mar de China y la costa de Danang, con su larguísima playa.


Seguimos el camino hasta llegar a la entrada de la cueva Van Thong y la verdad es que no está, muy preparada para acceder a ella por lo que Déborah se quedó en un puesto de bebidas que había justo en frente de la entrada mientras yo me aventuraba por la resbaladiza cueva para inspeccionar su interior. Dentro de la cueva podemos encontrarnos un pequeño altar con un Buda, pero lo más destacado son los numerosos murciélagos que me acompañaron. 


Continuamos nuestro camino hacia la derecha para visitar la siguiente cueva, la espectacular Nham Linh, una alta chimenea en forma de cueva y en cuyo interior descansa otro pequeño altar de Buda. 


Avanzamos por el camino que conduce a Hoa Nghiem, una cueva poco profunda. Girando a la izquierda llegamos a la llamada Catedral, la cueva Huyen Khong, bellamente iluminada por los escasos rayos de sol que se cuelan por las aberturas de su techo. Las escaleras de acceso a esta espectacular cámara está custodiada por dos mandarines administrativos a la izquierda y dos mandarines militares a la derecha. Dentro hay una combinación de santuarios tanto budistas como confucianos y durante la guerra fue utilizado como hospital de campaña. 



Llegamos a la pagoda Tam Thai construida en el siglo XVII y restaurada en varias ocasiones. Rodeada de hermosos jardines hacen del lugar un recinto perfecto para meditar. En la sala principal se encuentra la imagen de Buda sentado sobre una flor de loto.


Esta págoda está profusamente ornamentada y ha sido utilizada por la familia real como lugar de culto y oración. Por su tranquilidad y belleza un lugar que invita a relajarse.


En esta zona se encuentran otras dos págodas mas pequeñas, Tam Ton y Tu Tam. Una de ellas se encontraba en proceso de restauración pero esto no le restaba encanto.


A pocos metros  y subiendo por unas escaleras con poca dificultad pudimos acercarnos al mirador y disfrutar de unas espectaculares vistas donde se contemplaba otras dos montañas de mármol.


Ya de regreso pudimos disfrutar de la pagoda Linh Ung, complejo budísta considerado el más grande de Da Nang, repleto de templos y pabellones, rodeado de magníficas estatuas de mármol.


La pagoda Tam Thai fue construída durante el siglo XVIII y esta considerada como una parte de los paisajes mas hermosos de Da Nang. Los documentos precisos sobre la historia de la pagoda se mantienen en una zona de seguridad.


Justo detrás y casi escondida se encuentra la cueva Tang Chon. En ella se alojan varias estatuas de Buda  y con la luz natural entrando en tanta oscuridad le da una belleza especial. Hay un pequeño recoveco en el que se puede contemplar una inmensa figura de Buda.


Antes de iniciar el descenso nos despedimos de un espectacular Buda de casi 20 metros de altura y orientado al Mar de China. Nuestro conductor nos esperaba a pie de montaña, justo en uno de los talleres en donde se muestra la artesanía local, sobre todo esculturas de todos los tamaños y precios. Estas tiendas son pequeños museos y son increíbles las estatuas que uno puede encontrar allí.


Llegamos al hotel que justo esta en una calle paralela a la gran avenida de Da Nang, nos cambiamos rápidamente y fuimos a pasear por la playa. Nos acercamos a las barcas típicas de los pescadores de esta zona y al final cayo un baño, no pude desaprovechar la oportunidad de bañarme en el Mar de China, aunque finalmente un socorrista me invitó a salir del agua porque tenían bandera roja.


Ya finalizaba el día, fue toda una aventura con nuestro chofer que nos había proporcionado un servicio excelente. Este día tuvimos dos visitas totalmente recomendables para todo aquel que se acerque por esta zona del país. Lo que no imaginábamos es lo que nos depararía el día siguiente. La ciudad y tumbas imperiales de la antigua capital del país, Hue, pero eso lo dejamos para la próxima.

14 comentarios:

  1. Que bonito es Vietnam, es zona no la visitamos, pero gracias a ustedes la podemos ver, jejeje. Nosotros fuimos directamente a Hoi Ann.

    Un fuerte abrazo de los tres!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Familia!!
      La verdad que pasamos unas horas en las Montañas que no nos defraudaron y con baño incluído.

      Un abrazo.

      Javier y Deborah

      Eliminar
  2. Guauuuu un viaje precioso. LA entrada impecable, como siempre, todo muy bien explicadito y con unas fotos preciosas...
    Le tengo muchas ganas a Vietnan, bueno y a tantos lugares... Espero poder ir pronto.

    Un abrazo

    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes márcalo en tu mapa de futuros viajes, es un destino que sorprende a todo tipo de viajero.

      Un abrazo

      Javier y Deborah

      Eliminar
  3. Impresionante!! las cuevas son espectaculares. Tenemos tantos sitios que visitar que gracias a vosotros viajamos a estos lugares tan lejanos.

    Un saludo de Belén y Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal pareja?

      Es lo bueno de los blogs, podemos viajar por el mundo sin salir de casa, jajaja

      Un abrazo

      Javier y Deborah

      Eliminar
  4. Una excursión muy completa: cuevas, templos y para acabar un bañito en la playa. Me sorprende ver una playa tan espléndida y totalmente vacía ¿era fuera de época?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal Teresa?

      Como buen isleño que soy la visita acabo de la mejor manera, dándome un baño en esas peligrosas aguas.
      Tienen muchas corrientes y estaba prohibido bañarse, me lo hicieron saber varias veces unos socorristas.

      En Octubre salvo en la Bahia de Ha Long que estaba a tope de turismo en el resto del país nos encontramos muy poco turismo.

      Un abrazo

      Javier y Deborah

      Eliminar
  5. Las montañas de marmol son una visita sorprendente. No pudimos disfrutarlas mucho por el calor y la humedad, que ese día se dejaron sentir mas, pero recomiendo la parada.
    Muy chulas las fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, con tanta subida y bajada y la humedad tan alta hace difícil la visita.

      Nosotros fuimos después de comer, o sea la digestión perfecta jajaja

      Un abrazo

      Javier y Deborah

      Eliminar
  6. Hola!; ... que pasada de lugar !!! ... me ha encantado!!! ...

    y bueno, no conocía vuestro blog, pero es apasionante, ... empezando por el título!

    Uns aludo.

    ResponderEliminar
  7. A nosotros nos faltó tiempo cuando estuvimos en Hoi An para visitar las montañas de mármol! Es una pena porque a juzgar por las fotos es un lugar increíble! Lo hiciste con un taxista por lo que leo, no??
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Incluidas en el itinerario!!! Creo que tu mujer y yo haríamos buenas migas, Raúl siempre anda de Indiana Jones por todas las cuevas, caminos y playas que encuentra y yo de centinela esperando, jejejeje. Anda que meterte al agua con bandera roja...Un abrazo!!! Creo que no tendría que haber leído tu diario, menudas ganas de que llegue ya septiembre!!! ;-)

    ResponderEliminar
  9. Estaba recordando mi propio viaje a Hoi An y los encontré, qué bien relatan cada lugar y cada emoción! Gracias por compartirlo !!!

    Un saludo desde Chile

    Cecilia (www.lavidaviajera.blogspot.com)

    ResponderEliminar